¿Cuánto sabes sobre ti mismo/a? Practica el autoconocimiento

autoconocimiento

Conocerse a uno mismo aporta múltiples ventajas, entre ellas, potenciar el desarrollo personal y profesional. A pesar de ello, pocos se conocen realmente en todas sus facetas.

Practicar el autoconocimiento es beneficioso para todos, aunque el proceso no es sencillo. Analizarse para conocerse implica admitir y reconocer aspectos de uno mismo que puede que no gusten o que no vayan acorde con sus ideales. Es por esto por lo que conseguir autoconocerse requiere tiempo, constancia y, sobre todo, motivación. Es un análisis profundo que exige autoaceptación. De modo que, antes de empezar el proceso, es importante mostrarse predispuesto y mentalizado para ir avanzando correcta y progresivamente.

El autoconocimiento es un proceso

Uno de los primeros pasos es dedicar tiempo a la reflexión para tener un análisis propio claro. Un modo para hacerlo es respondiendo este tipo de preguntas: quién soy, quién quiero ser, dónde quiero llegar, qué me gusta y qué no, y cómo me definiría. Cualquiera a simple viste podría responder a estas preguntas, pero seguramente la respuesta no sería la misma antes y después de un proceso de autoconocimiento completo. Este proceso hará conocerse a uno en mayor profundidad, contemplando tanto los aspectos positivos como negativos.

El autoconocimiento, además, aporta seguridad en uno mismo, lo que repercute en la toma de responsabilidades y desafíos.

Ventajas de conocerse personal y profesionalmente

Tanto a nivel personal como profesional, el hecho de autoconocerse aporta valor para romper barreras mentales, inseguridades y dudas que antes se tenían, pues uno entonces conoce muy bien cómo y hasta donde puede y quiere llegar. Esto ayuda a que las personas emprendan situaciones o retos difíciles, con la tranquilidad de saber que, muy probablemente, y de la manera que son, podrán lograrlo.

El proceso del autoconocimiento es una de las competencias de la inteligencia emocional, por lo que va ligado también con la autoestima, el autorrespeto y el autocontrol. Por este motivo la introspección se considera una herramienta de ayuda.

A nivel profesional, además, ayudará a identificar las aptitudes y competencias laborales. Tener claros los puntos fuertes es clave para aprender a potenciarlos. Esto aportará valor tanto como candidato en un proceso de selección, en el que destacar mucho más mostrando las mejores cartas, como de empleado, asumiendo más responsabilidades y habilidades como la proactividad y la constancia.

Por esto, el proceso de autoconocimiento aporta gran valor a las personas. Es una forma de conectar con uno mismo, y a su vez es clave para seguir creciendo y mejorando cada día. Las personas que se conocen consiguen estabilidad y seguridad. Por lo que logran un bienestar emocional que les ayudará a afrontar retos y dificultades de un modo más fuerte.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí: