Cumplir las expectativas de tu fichaje en tus primeros días

Selección y Headhunting
junio 21, 2018

expectativas de tu fichaje

Superar el proceso de selección es la primera de las fases que debemos pasar como candidatos en un puesto de trabajo. Este proceso es largo y a veces muy complicado, y por eso al conseguirlo debemos sentirnos orgullosos de nosotros mismos. Sin embargo, este trámite es sólo el principio de un nuevo e importante reto: cumplir con los objetivos que la empresa nos ha confiado y hacerlo en el menor tiempo posible.

Como nuevos trabajadores, cubrir las expectativas de la organización es fundamental aunque no debemos olvidar nuestros objetivos personales. Para ello, es necesario conocer qué es lo que la empresa espera de nosotros para poder cumplirlo y mejorarlo.

¿Cuáles deben ser mis expectativas como nuevo empleado?

Para cumplir con nuestros objetivos y expectativas profesionales en los primeros días debemos plantearnos una serie de acciones que nos ayudarán a ponernos en marcha y a entrar en la rutina de trabajo, y que mostrarán nuestro interés por encajar en nuestro nuevo equipo. El propósito transformador debe estar presente en todas ellas, aunque sin olvidar nuestras propias habilidades y los recursos de los que disponemos.

Las expectativas que siempre debes cumplir como nuevo empleado son:

  • Motivación. La motivación y la implicación son claves para empaparte de los conocimientos con los que desarrollarás tu trabajo de manera más eficiente. Mostrarte flexible te ayudará a entender mejor estos procesos y a generar confianza con el resto del equipo.
  • Ajusta tu trabajo a los valores de la empresa. Interésate por la filosofía de la empresa, por su forma de trabajo y por sus principales valores. Así, podrás integrarlos en tus objetivos laborales desde el primer momento.
  • Conoce más sobre tu empresa. Presta especial atención a datos relacionados con los servicios y productos de la compañía pero también con su tamaño, sus áreas de distribución geográfica, sus instalaciones, etc. No tengas miedo en preguntar para saber más: tu interés puede ser visto como un gesto positivo.
  • Identifica el organigrama. Saber quién es quién y cuáles son sus labores en el día a día de la organización te ayudará a dirigirte en cada momento a quien debes y a entender mejor el funcionamiento interno de la empresa.
  • Intégrate. Establecer relaciones con tus compañeros de área o de departamento te permitirá integrarte rápidamente al equipo y establecer sinergias de trabajo efectivas.

Cómo gestionar mis objetivos profesionales: objetivos a corto, medio y largo plazo

Como nuevo fichaje de la empresa te enfrentas a un importante reto que requiere tu involucración personal y que exige planificar tu agenda con objetivos y funciones que, en la mayoría de ocasiones, irán más allá de las tareas específicas asignadas de tu puesto de trabajo.

Un consejo para alcanzar estos objetivos es organizarlos a corto, medio y largo plazo. Por ejemplo, conocer el organigrama o los valores de la empresa puedes hacerlo en unos días, mientras establecer relaciones con el equipo de trabajo puede resultarte más costoso.

Por otra parte, la motivación o la implicación deben ser constantes para conseguir los objetivos que te has marcado. Confía en ti e identifica tus metas, y conseguirás cumplir con tus expectativas antes de lo que crees.

¿Sabes qué son los objetivos SMART y cómo pueden ayudarte?

Aunque son muy útiles en cualquier momento de la vida, los objetivos SMART resultan especialmente efectivos cuando nos enfrentamos a nuevos retos profesionales. En líneas generales, los objetivos SMART sirven para establecer los pasos a seguir para alcanzar nuestras metas. Reciben esta denominación por el acrónimo en inglés de las cualidades que las definen y que explicamos a continuación.

  • Specific (Específico). Saber lo que queremos y cómo conseguirlo es fundamental para alcanzar nuestras metas. Por eso debemos especificar cada uno de nuestros objetivos y las acciones necesarias para conseguirlos.
  • Measurable (Medible). En algunos casos nuestros objetivos pueden resultar un tanto abstractos y, por lo tanto, difíciles de cuantificar. Sin embargo, para desarrollar una estrategia efectiva, tenemos que encontrar la forma de medirlos.
  • Attainable (Alcanzables). Independientemente de nuestro grado de ambición a nivel personal o profesional, para alcanzar el éxito debemos proponernos objetivos que podamos conseguir. Si con el tiempo vemos que no son posibles, es posible que debamos ajustarlos acorde a nuestras necesidades.
  • Realist (Realista). Los objetivos marcados en nuestra agenda deben estar dentro de nuestras posibilidades, según nuestras habilidades y recursos disponibles. Por supuesto, la motivación jugará un papel muy importante para conseguirlos, pero siempre dentro de un marco realista.
  • Timely (Tiempo). Cada objetivo requiere de un tiempo para poder ser llevado a término. Debemos definir todos los objetivos de forma individual y forma temporal ya que esto nos ayudará a marcar las diferentes etapas a alcanzar hasta llegar a la meta propuesta.

Contacta con nosotros

Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Eva Puigjaner

Consultora Senior y Experta en habilidades directivas