Directivos todoterreno para la transformación digital

Gestión del cambio
junio 21, 2018

directivos todoterreno

La transformación digital es uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas de hoy en día y, a lo largo de este complejo proceso, los mandos directivos juegan un papel fundamental en la planificación, dirección y organización. El llamado “directivo todoterreno se perfila como eje fundamental para liderar este cambio.

¿Qué es la transformación digital y cómo afecta a las empresas?

La transformación digital hace referencia al uso que las organizaciones hacen de la tecnología digital para mejorar su desempeño y gestión. En este caso y de forma concreta, el término digital alude al uso de la tecnología para generar, almacenar y procesar datos.

Actualmente, la transformación digital es un reto mayúsculo ya que reconstruye las dinámicas de la empresa para adaptarlas a las necesidades del presente y del futuro. Estos cambios afectan a su gestación y a su funcionamiento de forma inmediata. De hecho, para la gran mayoría de compañías, la transformación digital ya no es una opción: es una necesidad para renovarse y competir en el nuevo panorama empresarial.

El desafío, por lo tanto, no es reaccionar a las modas o a las tendencias, sino ser capaces de instaurar y llevar a cabo el complejo proceso de transformación en el ADN y en la cultura organizativa de toda la compañía.

Ventajas de la transformación digital para la organización

La transformación digital es un proceso largo y complicado, pero ofrece muchas nuevas oportunidades y ventajas para las empresas. Entre ellas destacamos:

  • Aporta nuevas experiencias al cliente.
  • Mejora su eficiencia operativa.
  • Genera nuevas fuentes de ingresos.
  • Facilita su capacidad de respuesta frente a los cambios inminentes y constantes del mercado.
  • Garantiza su capacidad competitiva.
  • Impulsa la cultura de la innovación.
  • Mejora la colaboración entre los departamentos de la organización.

¿A qué retos se enfrentan los directivos que lideran la transformación digital?

Los mandos directivos juegan un papel fundamental en la transformación digital de las empresas tanto a nivel de planificación como a nivel de ejecución. Lo son hasta tal punto que tienen la responsabilidad inicial de definir la estrategia digital y, habitualmente, también se convierten en la figura asignada para gestionar todo el proceso de cambio que supone hacer realidad el futuro tecnológico soñado.

A priori, el principal reto de los directivos que lideran la transformación digital es encontrar los procesos idóneos y la selección de la tecnología que se adecúa mejor a cada tipo de negocio. Sin embargo, en este escenario, existe un gran riesgo que puede dificultar la transformación: que el directivo en cuestión no sea capaz de reconocer que ante cualquier cambio tecnológico están las personas que lo hacen posible. De hecho, esta revolución tecnológica impacta en los procesos pero también en la forma de trabajar de las personas. Por eso, quienes lideran la transformación digital de la empresa deben focalizar sus esfuerzos en dos grandes líneas de actuación:

  • Llevar a cabo, de forma efectiva, los cambios que deben realizarse según la estrategia digital definida.
  • Acompañar a los empleados en el proceso de transición para que puedan sentirse cómodos y desarrollarse en la organización, creando una cultura digital óptima. Para ello es necesario adecuar el ritmo de transformación a las personas y no al contrario.

Posiblemente, este segundo aspecto es el más difícil de conseguir porque es un proceso que abarca multitud de aspectos. Según la experta en gestión del cambio Meryem Le Saget “entendemos por cambio la modificación exterior en el tiempo de situación. Es un objetivo, real, palpable y organizable que se puede anticipar y que se ubica en un tiempo determinado. Por ejemplo, el cambio de oficinas, de director, de estrategia, de organigrama, o de actividades”.

Pero, además, esta transición es experimentada de forma única y personal por cada empleado.  “Hay una transición para cada persona y también un periodo distinto en pasarla. Es la consecuencia humana y personal del cambio. La transición se inicia cuando algo termina”, apunta Le Saget.

Directivos todoterreno: mucho más que expertos en competencias digitales

Además de las competencias digitales, los directivos que lideran la transformación digital requieren un perfil competencial indispensable para personalizar sus áreas y/o departamentos con el fin de gestionar, desarrollar e impulsar recursos físico, digitales y, sobre todo, humanos.

Además, para avanzar en el complejo proceso de la transformación digital, el directivo debe ser capaz de entender a los miembros de sus equipos de trabajo y ayudarles a canalizar todas las emociones derivadas de un proceso de cambio global como éste, incluyendo sus miedos, inseguridades, bloqueos, recelos y motivaciones laborales. De no ser así, el directivo puede enfrentarse a un duro y largo camino y sus objetivos pueden no llegar a cumplirse en los tiempos o formas que se habían planificado.

Es por esto que, al hablar de los directivos que lideran la transformación digital, hablamos siempre de “directivos todoterreno” con la capacidad de liderar el cambio pero también de elegir las herramientas que puedan dar respuesta a las necesidades latentes de su equipo y de gestionar la parte interior de los protagonistas del proceso de cambio.

Esto implica que el directivo todoterreno también debe manifestar aptitudes para  escuchar, comprender, alentar y generar visión en las personas, cualidades indispensables para marcar los pasos y retos que nos permitirán conseguir resultados exitosos para transformarnos  en una empresa 4.0. Sólo así podremos afrontar, como organización, el siguiente escalón del largo camino hacia el futuro digital.

Comparte en:
Geni Capdet

Socia Directora en Navarra y Experta en gestión del cambio