La suma hace el todo: ¿cómo gestionar la diversidad en el trabajo?

diversidad-en-el-trabajo

La diversidad en el trabajo aporta una visión innovadora, aire fresco. Hay distintos factores que dificultan la integración de un equipo formado por perfiles y personas diferentes entre sí, pues para ello es necesario tener claros los beneficios que aporta.

Es importante tener en cuenta que cuando se habla de diversidad en el trabajo hacemos referencia a un concepto mucho más amplio y que abarca gran cantidad de matices, no solo a la diferencia entre generaciones. La diversidad se da por motivos como la edad, la cultura, la religión o el género, y sobre todo el expertise.

La diversidad del trabajo como valor añadido

Las empresas deben ver la diversidad como un factor de valor añadido. Un equipo formado por diferentes perfiles que se complementan entre sí aporta mayores beneficios y ventajas, tanto a nivel personal como empresarial, y es base del crecimiento. La diversidad aporta valor, y el valor favorece que el talento quiera quedarse en nuestra empresa. En la diversidad encontramos el valor diferencial y esto es lo que nos ayuda a ser más fuertes. No solo influye la procedencia de un individuo a nivel personal, sino también su trayectoria y expertise.

Cada persona cuenta con recorrido distinto, pero si además se basa en sectores o especialidades diferentes a la nuestra, contaremos con una experiencia, habilidades, conocimientos y actitudes que se podrán poner de contraste y ayudarnos a ganar un punto de vista más amplio y global. Es esta unión de conocimientos y virtudes la que nos enriquecerá en ambos niveles, tanto personal como profesional. Cada vez es más común oír que grandes empresas reúnen profesionales de especialidades muy contrapuestas y lejanas al objetivo final de un proyecto para contar con nuevos puntos de vista y aportaciones que lo complementen. Se trata de aprovechar las diferencias para aportar valor y aprender unos de otros.

¿Cómo sacar provecho a la diversidad con el trabajo en equipo?

Si ya contamos con un equipo de estas características, un aspecto fundamental para sacarle el máximo provecho a esta diversidad es fomentar habilidades clave como el trabajo en equipo y la comunicación. Nos encontramos con muchas empresas que, tras tener todas las variables favorables para un buen desarrollo de negocio, no consiguen el resultado esperado y a veces es debido, precisamente, a la falta de cohesión interna entre empleados/as. El trabajo colaborativo como base para crear un equipo fuerte y competitivo es esencial. Y el liderazgo juega aquí un papel esencial: el líder debe tener actitud de servicio a su equipo, y apoyarse y fomentar la diversidad para generar un entorno propicio para el aprendizaje continuo. La diversidad es base para la innovación y el “crecer juntos”.

La diversidad en el trabajo, por lo tanto, puede llegar a ser muy motivadora para los profesionales, que lo ven como una oportunidad de nutrirse de nuevas ideas y puntos de vista. Además de ventajas a nivel empresarial como la mejora en la productividad, la consecución de objetivos y a ser más competitivos.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí: