4 Consejos para la adaptación al cambio en tu nuevo entorno empresarial

adaptación al cambio

Cuando se produce un cambio en nuestro entorno laboral, todos necesitamos de un tiempo de adaptación. Lo bueno es que existen mecanismos para que este plazo se reduzca y puedas adaptarte rápidamente a la novedad. 

Esta adaptación al cambio de entornos empresariales pueden deberse a varias causas, entre las que se encuentran: un cambio interno, un ascenso, un cambio de departamento o un cambio de empleo y de empresa. 

Retos al empezar en un nuevo entorno empresarial

Sea cuál sea la causa, las sensaciones que uno experimenta son muy parecidas en todos los casos. A veces, realizar un cambio de empleo interno puede ser igual de novedoso que cambiar de empresa. 

Todos conocemos la sensación de incertidumbre y estrés que nos provoca enfrentarnos a una nueva situación laboral. Estas emociones son normales cuando salimos de nuestra zona de confort. 

Además, hoy en día, podemos encontrarnos con el reto añadido de tener que adaptarnos a un nuevo entorno empresarial de manera digital. Pero esto no debe asustarte, ya que existen herramientas para poder hacer la adaptación al cambio igual que si fuera de manera presencial.

Consejos para adaptarte fácilmente a tu nuevo entorno empresarial

A continuación, te doy unas pautas para conseguir que la adaptación al cambio sea más rápida y fácil para ti. 

1. Céntrate en los beneficios que te puede aportar este nuevo entorno

El primer paso para conseguir eliminar los miedos es centrarse en los beneficios que te aporta el cambio. 

Plantéate: ¿Este cambio me aporta un crecimiento personal? ¿Me aportará flexibilidad? ¿Me hará mejorar profesionalmente? ¿Qué puedo sacar de esta nueva oportunidad? 

Evalúa todas las ventajas que puede generarte este cambio y tenlas presente para seguir adelante con motivación y ganas. 

2. Conoce a la empresa: qué esperan de ti, actividades que realizan, códigos de comportamiento/vestimenta, etc.

Debes hacer un análisis de la situación y conocer todo lo relacionado con la empresa, es decir, con el nuevo entorno. 

Debes saber qué expectativas tienen contigo para poder cumplirlas. Asegúrate de conocerlas. Mostrando interés por saber lo que esperan de ti, demostrarás interés en encajar en el nuevo puesto. 

También es importante que te informes de la actividad de la empresa, sus valores o su organigrama, mediante su página web o mediante dossieres informativos. Cualquier herramienta que esté a tu alcance para absorber información, deberás utilizarla. 

Será importante también que no destaques de una manera negativa, por ejemplo, con vestimentas o comportamientos fuera de contexto. Por eso, deberás indagar en los códigos de la compañía o si los tienen.

Si te preocupas por saber todo lo mencionado, mostrarás tu motivación para encajar y adaptarte. Y eso será visto de una manera muy positiva por tus superiores. 

3. Relaciónate y conoce a tus nuevos compañeros/as

Para lograr una adaptación a los cambios más rápida es fundamental que muestres interés en conocer a tus nuevos compañeros/as de trabajo

Para conseguirlo deberás socializar más allá de razones relacionadas con el trabajo. Muestra interés en hacer cafés/comidas con todos los miembros de tu equipo. Solo de esta manera podrás conocerlos realmente y conseguir una mejor cohesión de equipo. 

Y esto no debe dejarse de lado en un ámbito digital. Si la empresa está aplicando el teletrabajo, asegúrate de participar en cafés virtuales o afterworks para fomentar el compañerismo. Las herramientas tecnológicas para hacerlo están ahí para ayudarte.  

Ya debes saber que un buen trabajo en equipo mejora el rendimiento de la empresa, pero, además, también mejorará tu rendimiento si te sientes a gusto con tus compañeros/as. Así que, no dejes de lado este aspecto cuando empieces en un nuevo entorno empresarial. 

4. Pide ayuda y feedback

Cuando te encuentras en un nuevo entorno empresarial es normal que te asalten dudas y preguntas. No debes tener miedo de plantearlas. Pero, para hacerlo, deberás saber a quién tienes que plantear todas tus dudas, es decir, quién es tu responsable. 

Para pedir ayuda, quizás te vienen bien estos tips: si puedes resolver la duda por ti mismo, hazlo; anota todas las dudas y preguntas para poder resolverlas a la vez, sin tener que interrumpir el trabajo de los/as demás constantemente y evita hacer la misma pregunta varias veces. 

Tardarás un tiempo en saber cómo se llevan a cabo los procesos, por lo que es importante que pidas ayuda y opinión a tus responsables y compañeros/as para aprender. 

Sobre todo, debes actuar con prudencia sin hacer valoraciones negativas, ya que desconoces el contexto general. Procura pensar antes de actuar o de hablar, no te precipites. 

Aunque no solo será importante pedir ayuda, sino que también lo será compartir los méritos y logros con el resto del equipo. Si consigues un objetivo o un trabajo bien hecho gracias a la ayuda de tus compañeros/as, deberás reconocerles el mérito. Esto te unirá más a todos ellos/as. 

Además de pedir ayuda, te aconsejo que también pidas valoraciones de tu trabajo a tus supervisores para saber si lo estás haciendo bien. Esto te permitirá analizar la situación y corregir errores si existieran. 

La importancia de una rápida adaptación al cambio

Una adaptación al cambio rápida te permitirá conseguir cumplir las expectativas que la empresa tenga contigo antes y, por lo tanto, generar una buena impresión e imagen de tu desarrollo dentro de esta. 

Cuánto antes te integres en el nuevo equipo y las maneras de hacer de la empresa, antes se conseguirá una buena cohesión con tus compañeros/as, permitiendo así mejorar tu rendimiento y el del equipo. 

Cuéntanos en comentarios a qué nuevos entornos empresariales te has tenido que adaptar y qué hiciste para que tu adaptación fuera más fácil y rápida. Te leemos en comentarios.  

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Artículos relacionados