Liderazgo Emocional: competencia clave del Directivo

Liderazgo de equipos
diciembre 10, 2018

De todos es sabido que ser directivo o mando tiene dos grandes funciones: gestión y liderazgo.

No se entiende un responsable de área o un directivo que sólo gestione la actividad de su equipo, que fije objetivos e indicadores, y que haga planificaciones a medio plazo.

Si tú eres uno de esos mandos o directivos, permíteme que te sugiera que “te pongas las pilas”.

¿Por qué es necesario el liderazgo emocional?

La era Taylorista ya terminó, aunque queden algunos restos por ahí. Y si tienes dudas o crees que exagero, espera a que lleguen los algoritmos, la robotización y la inteligencia artificial. Probablemente entonces te será más fácil gestionar los datos; y probablemente también tu puesto sea amortizado.

Es posible que además de gestionar la actividad, hayas tomado conciencia de que debes aplicar tu liderazgo; liderazgo entendido como fijar rumbo, inspiración, transmisión de los valores de empresa (¿quién si no tú?), apoyo y desarrollo de tu equipo.

Si es así, te felicito, ya haces más que la mayoría de los directivos de este país.

Y si es así, también te habrás dado cuenta de que cada vez es más complicado alinear a tu equipo, que las frases y relatos inspiradores ya no funcionan como antes, que las charlas con tu equipo y con cada una de las personas que lo componen quizá no son tan efectivas como solían ser.

Y por eso mismo, te doy la enhorabuena. Ya has tomado conciencia de que debes liderar no sólo una visión o un propósito, sino que además debes liderar emocionalmente a tu equipo.

¿Qué es el liderazgo emocional?

El liderazgo emocional es la capacidad de gestionar y orientar las emociones para la consecución de un fin.

Es una capacidad que se inicia en la misma persona (autoliderazgo emocional, a través de la inteligencia emocional) y que se extiende a las personas que componen los equipos en las empresas y organizaciones.

El autoliderazgo emocional, tiene su origen en la Inteligencia Emocional de Goleman, y se nutre de los conceptos básicos del Coaching.

Cualidades del liderazgo emocional

Los componentes que dan forma al liderazgo emocional son:

  • Autoconocimiento: Toma de conciencia de las propias emociones y de los pensamientos asociados a ellas.
  • Autocontrol: Capacidad para gestionar esas emociones de forma apropiada; aplicación de estrategias de regulación y de generación de alternativas.
  • Automotivación: Capacidad para encontrar en cada momento la fuente para superar obstáculos o dificultades, para fijarse y lograr objetivos, y superarse día a día.
  • Empatía: Es la capacidad de sintonizar con las emociones ajenas, entenderlas y comprenderlas.
  • Habilidades sociales: Es la capacidad para crear redes de relaciones y encontrar espacios comunes para alinear voluntades y orientarlas al logro de objetivos.

¿Cómo trabajar y mejorar el liderazgo emocional aplicado a tu equipo?

Para hacerlo efectivo a las personas y los equipos, el liderazgo emocional debe:

  • Ayudar a identificar los estados de ánimo y sus causas.
  • Facilitar la generación de alternativas a través de preguntas poderosas y diálogos apreciativos, que amplíen el ámbito en el que se dan esas emociones.
  • Impulsar la empatía entre las personas que componen los equipos.

A fin de cuentas, las personas somos seres emocionales, y son estas emociones las que rigen nuestras conductas.

Lo que decimos y lo que hacemos es fruto de lo que pensamos, y lo que pensamos es consecuencia de cómo nos sentimos.

Conocer cómo se generan esas emociones y cómo gestionarlas es la clave para lograr objetivos y metas.

Aprender a mejorar el liderazgo emocional es posible: solamente debes dedicarle tiempo y saber cómo hacerlo. Si tienes alguna duda, consúltanos.

Contacta con nosotros

Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Xavier Hernández

Director Consultoría, Gestión del Cambio y Formación