Los retos del líder 4.0

Liderazgo de equipos
noviembre 14, 2018

La digitalización ha transformado el mercado laboral y ha impulsado nuevas formas de gestionar y organizar las empresas. En este marco surge el liderazgo 4.0, que implica el reconocimiento de una serie de competencias que los nuevos líderes deben tener para adaptarse al entorno digital. La construcción de un equipo de trabajo formado, comprometido y motivado, y la capacidad para atraer y mantener el talento en un mundo global son algunos de los retos del líder 4.0.

Nuevos líderes para los nuevos tiempos

La expansión del entorno digital en todas las facetas de nuestra vida, tanto a nivel personal como laboral, ha transformado profundamente la forma de relacionarnos con lo que nos rodea. Las nuevas tecnologías también están influyendo significativamente en los modelos de negocio y en la forma en que se organizan las empresas. Existe, por lo tanto, una necesidad de enfrentarnos a los retos del futuro de una forma diferente, adaptada a los nuevos tiempos.

Es aquí donde surge la figura del líder 4.0. Denominaríamos así un tipo de directivo que, entre sus prioridades, aboga por el crecimiento profesional de las personas de su equipo. Este líder, además, demuestra una gran capacidad de gestión y entiende que su misión es, ante todo, ayudar a que su equipo desarrolle todo su potencial para ser mejores profesionales y mejores personas.

De hecho, uno de los mayores retos del líder 4.0 es conseguir que cada uno de los miembros de su equipo de trabajo llegue a convertirse, a su vez, en un líder dentro de sus propias tareas, responsabilidades y motivaciones.

Y la mejor manera de conseguir estos propósitos es mediante la mirada apreciativa. Este enfoque holístico, utilizado en M&A, busca comprender el propósito de cada persona a través de un modelo sistémico. Se basa en descubrir el potencial de las personas desde un punto de vista positivo, lo que genera un incremento de la autoestima y facilita la cohesión y la consecución de objetivos. Con esta metodología, el líder puede iniciar la búsqueda la razón de ser o “Porqué” de la organización y de cada integrante de ella, con el objetivo de alinear a los trabajadores para conseguir un equipo de alto rendimiento.

En conjunto, estas herramientas le permiten al líder 4.0 diseñar un plan a medio y largo plazo, facilitándole la tarea de dirigir a su equipo. No sólo porqué le permiten marcar unos objetivos definidos y mesurables, sino porqué también facilita la transmisión de estos objetivos a los trabajadores y mejora la comunicación entre ellos.

Algunas de las demás características comunes de los líderes 4.0 son:

  • Tienen un perfil altamente tecnológico.
  • Generalmente, son personas innovadoras y muy creativas.
  • Tanto en su día a día como en la faceta laboral buscan estar y sentirse alineados con unos valores y una filosofía muy identificados.
  • El bienestar y el tiempo libre forma parte de su cultura.
  • Conocen y se manejan de forma solvente en ambientes colaborativos y de gestión de proyectos, fomentando el trabajo en equipo.
  • Son capaces de delegar autoridad y responsabilidades a los diferentes miembros de su equipo para que puedan tener más autonomía, encontrar menos barreras en la ejecución de mejoras y solucionar sus conflictos de manera eficiente. En líneas generales, el llamado empowerment forma parte de su concepción de las relaciones profesionales productivas.

¿Cuáles son los retos del líder 4.0?

Posiblemente, de todos los retos del líder 4.0 el más importante, y también el más difícil, es adaptarse a un nuevo escenario y a unas estructuras empresariales que nada tienen en común con las anteriores. Además, debe hacerlo sin perder de vista que el nuevo entorno es y será cambiante, porque está en continua evolución.

En este sentido, el líder 4.0 debe ser capaz de convertir la cultura del cambio en una estrategia corporativa en sí misma para conseguir que todos los integrantes de la organización estén previstos y dispuestos a cambiar en cualquier momento para conseguir los retos propuestos.

Con este nuevo tejido empresarial, los retos del líder 4.0 más destacados son:

  • Menos jerarquía y más colaboración. Todo líder 4.0 debe conocer las competencias profesionales y habilidades de su equipo de trabajo para asegurar sus capacidades se aprovechan al máximo. Para conseguir este reto, el líder debe formar parte de una red basada en el crecimiento recíproco para que los colaboradores puedan volcar todo su conocimiento en ella.
  • Transparencia y conocimiento para generar valor. Uno de los retos del líder del futuro es crear entornos en los que se promueva el intercambio de información para crear comportamientos proactivos. En el mundo digital, la información ya no es un poder reservado a unos pocos: es una herramienta para distribuir el conocimiento y obtener valor.
  • Evaluación continua. En un mundo cambiante, las evaluaciones continuas son totalmente necesarias. En este sentido, las antiguas valoraciones por desempeño han evolucionado hacia la retroalimentación, es decir, hacia el intercambio constante de feedback y opiniones para aprender de los errores y anticipar conflictos futuros.
  • Agilidad. El líder 4.0 debe ser consciente de que los ciclos de producción se han acortado para dar respuesta a una demanda cada vez más exigente. Por lo tanto, uno de los grandes retos a los que se enfrenta es liderar una estrategia y una operativa preparadas para dar respuesta a cualquier desafío empresarial que se presente.
  • Apuesta por la innovación. Un líder, por definición, debe tomar la iniciativa. Los nuevos líderes 4.0, además, deben buscar la innovación constante para aprender y fomentar entornos de trabajo flexibles, equipos multidisciplinares y procesos.
  • Gestión del cambio. La era digital las organizaciones está en una constante transformación. Otro de los retos del líder 4.0 es ser capaz de gestionar los cambios profundos en cualquier momento.
  • Conocimiento del mercado y el sector. Conocer permanentemente cómo se mueve el sector en el que estamos, qué soluciones innovadoras se presentan y qué está haciendo la competencia es clave para anticiparse a cualquier reto. El líder 4.0 debe estar, precisamente, al frente de esta información para transmitirla a su equipo.

El mundo digital brinda nuevas herramientas y competencias que un líder debe aprovechar para acompañar a su organización hacia el éxito. Si supera los retos que surjan y aprovecha todas las oportunidades, el líder 4.0 no sólo logrará estar al frente de un equipo competitivo, sino que podrá adaptarse a las transformaciones digitales con mayor éxito.

Comparte en:
Eva Puigjaner

Consultora Senior y Key Account