Técnicas para fomentar la excelencia empresarial

Gestión del cambio
julio 16, 2019

La excelencia empresarial es un estado al que muchas compañías querrían llegar. Lograrlo puede ser complicado, pero no imposible, aunque para ello se tienen que querer involucrar todas las personas que conforman la compañía.

Conseguir y mantener la excelencia empresarial depende tanto de los líderes como del resto de los equipos. Es un compromiso y objetivo común por ofrecer los mejores servicios, experiencias y resultados.

¿Qué técnicas pueden ayudarte a impulsar la excelencia empresarial?

Seguidamente destacamos algunas técnicas que pueden ayudar a alcanzarla:

Actitud positiva

Los directivos, responsables y mandos intermedios deben fomentar actitudes que beneficien al equipo, que inciten a la colaboración y propicien un entorno positivo.

Estar al día

Todos los empleados, independientemente del cargo, deberían conocer los objetivos, cambios y situación de la compañía. Dónde se quiere llegar, cómo y cuándo. Tener este conocimiento ayudará a tener consciencia global y favorecerá la toma de decisiones.

Motivación

Es importante motivar a los empleados mediante reuniones individuales y grupales. Conocerlos y saber cuáles son sus quejas, sus expectativas y sus situaciones ayudará a que éstos se sientan valoras y, por ende, motivados.

Cuidado

Cuidar a todos los miembros que conformen la organización, sea cual sea su posición o rango, es vital para mantener una estabilidad en la empresa.

Liderazgo

Los líderes deben ser personas cercanas, deben mostrarse disponibles, escuchar a sus equipos e infundirles valor y, sobre todo, deben saber detectar y potenciar las virtudes de los miembros de su equipo.

Clima laboral

Para llega a la excelencia empresarial es importante tener un buen clima laboral, de cooperación, superación y apoyo. El clima laboral normalmente se ve reflejado en la realización del trabajo en equipo.

Implicación

Implicar a las personas en la toma de decisiones de la organización, hacerlas partícipes de los retos a conseguir y de los puntos a mejorar ayudará a que todos se involucren en un objetivo común.

Innovar y mejorar de forma continua los servicios y procesos de la compañía.

Ofrecer facilidades de formación a empleados y aplicar las últimas tecnologías es una forma de mantener la competitividad del mercado.

Orientación al cliente

No hay que olvidar nunca que todo el trabajo es para satisfacer a los usuarios o clientes finales. No solo con el producto o servicio, sino con todo el proceso de compra. Para ello, es recomendable realizar encuestas de satisfacción para así conocer su opinión, poder mejorar y fidelizarlos.

Responsabilidad social

Tener en cuenta realizar acciones que soporten, cuiden y respeten el medio ambiente, causas sociales, etc.

La excelencia empresarial, que podemos conseguir mediante todas estas buenas prácticas, nos ayudará a conseguir los mejores resultados tanto para nuestros propios trabajadores como para nuestros clientes, mediante la mayor eficiencia posible.

Contacta con nosotros

Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Nora Reta

Socia directora de Montaner&Asociados en Navarra