Tipos de liderazgo: ¿qué líder quieres ser?

tipos-de-liderazgo

Cada persona es un mundo por lo que su liderazgo siempre será único. Principalmente, los tipos de liderazgo van acorde con la forma de ser y de pensar de cada persona, aunque hay distintos matices que se pueden adoptar para llegar al estilo que se desee seguir.

El modelo de liderazgo impacta directamente en la empresa y en sus trabajadores, por lo que es importante tener en cuenta hacía donde queremos ir y porqué para decidir el método que se adapta mejor a nuestras necesidades y objetivos. Todo ello, como adelantaba, dependerá también de la figura que asuma el rol de líder, pues su modo de hacer, de pensar, de comportarse, sus valores y habilidades incidirán directamente en su forma de liderar.

Los equipos necesitan la figura del líder, alguien que sea un ejemplo a seguir, una fuente de inspiración para el resto, que sepa guiarles, motivarles, ayudarles a llegar a los objetivos y a superarse y desarrollarse dentro de la empresa.

¿Qué tipos de liderazgo se pueden ejercer?

Esto puede hacerse mediante diferentes tipos de liderazgo, por ejemplo:

Liderazgo transformacional

Es un tipo de liderazgo que ayuda directamente al resto de los equipos a crecer y mejorar. Sabe motivar a sus compañeros/as, serles de inspiración… se apuesta por las personas y genera implicación y motivación. Es una tipología de las más deseadas por los empleados.

Liderazgo participativo

El líder trata de crear sensación de equipo entre todos los integrantes de la organización para así lograr participación e implicación en sus puestos de trabajo. Para lograrlo, está abierto al diálogo y a las opiniones. Quiere que los miembros se sientan valorados y escuchados. Vela por el buen clima laboral.

Liderazgo carismático

Este liderazgo, aunque a muchos les gustaría practicarlo, sí que va muy de la mano de la personalidad y forma de ser de la persona. Les sale de forma muy natural y se caracteriza por incidir en los demás mediante los sentimientos y sensaciones. Un líder carismático puede llegar a construir una relación mucho más vinculante con sus compañeros/as, lo que al mismo tiempo facilita la consecución de resultados.

Liderazgo autocrático

Esta forma de liderar, en la que se exigen acciones y resultados sin posibilidad para el resto de equipo de comentarlos o discutirlos, no es muy bien percibida por los empleados, sin embargo, es una de las más usadas en España. Solíamos encontrar este comportamiento en la dirección antigua por parte de algunos jefes o directores.

Liderazgo natural

Lo ejercen aquellas personas que asumen de forma natural el rol de líder, es decir, por su forma de ser y actuar, el resto de los compañeros/as lo acaban considerando como alguien de referencia dentro del equipo.

Es importante tener clara la filosofía que se quiere seguir para adoptar uno u otro tipo de liderazgo. Siempre teniendo en cuenta que esto será clave para la productividad de la empresa y su imagen.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí: